jueves, 25 de marzo de 2010

La politización de la tauromaquía

En pleno debate por la abolición de los toros en Cataluña Esperanza Aguirre en su nueva intentona de lustrar su imagen populista lanza un dardo envenenado que bien recogen todas las portadas de hoy: “Aguirre reta a Cataluña y declara los toros bien de interés cultural”, “Aguirre sale al quite”.
La intención no es otra que realzar el nacionalismo español frente al catalán, y para ello sobra recordar detalles como la abolición de los toros en Canarias hace 18 años, con el apoyo del partido popular.
Para abrir veda “la baronesa” sostiene que los toros son un arte y cita autores defensores de esta postura, todo ellos de principios del siglo pasado. Anclada en un funesto gozo del sufrimiento de un animal pretende divorciar a la sociedad de un progreso que es la llave del acercamiento al nivel de vida que exigen los españoles, puesto que así y mientras no se aborden temas tan intrascendentes en apariencia como este, para un español será motivo de alarde defraudar a hacienda.
Tanto o más preocupante resulta el cerco de separatismo y nacionalismo que pretende de nuevo crear la presidenta de la comunidad de Madrid tomando como base este debate que se miraba desde dentro y desde fuera con expectación, pero sin juicio. Madrid, entendida como cabecera de la nación, y los toros, como costumbre más arraigada de nuestra cultura, frente a unos catalanes que no suficiente con el estatuto, pretenden deshacerse de nuestro más privilegiado arte. O así pretenden que se vea, lo cierto es que Esperanza ha conseguido su objetivo y las cervezas de los bares irán acompañadas de debates de caverna cultural y lineas fronterizas que se borran y se vuelven a pintar.

Germán Repeto

1 comentarios:

Kokoro dijo...

buena entrada Germán ^^

Chat

Contacto

Para enviar cualquier creación tuya para colaborar, o para cualquier otra cosa, envíen un e-mail a: elrincondelars@hotmail.com